Archivos Mensuales: marzo 2015

Rasgo: verborrea

Desde el día que nací he tenido una urgente necesidad de comunicarme, alto y claro. Esto lo sé porque mi mamá siempre cuenta que esa mañana del martes 24 de junio, en la sala de maternidad del hospital Nicolás A. Solano, el llanto que más estremecía, de todos los niños que nacieron ese día, era el mío.

Para mí, expresarme por medio de palabras va más allá de comunicar algo, es como les menciono: una necesidad. Una necesidad imperante de expresar mis sentimientos, miedos, sensaciones y sueños. Mucha gente no entiende que todos tenemos formas distintas de expresarnos, algunos usan más su cuerpo, otros usan más sus expresiones faciales, algunos la música y otras expresiones artísticas, y otros como yo, nos expresamos por medio de la palabra.

Hablar y escribir para mí es como respirar, no puedo parar de pensar y a la vez hablar lo que pienso o siento. Es para muchas personas un poco incómodo, porque el silencio es muy escaso por estos días, y por ende valorado y apreciado. Pero es algo que no puedo evitar. Las veces que callo es porque estoy muy triste o preocupada, o simplemente porque me di cuenta que con quien hablo está algo harto de mi tono de voz o de las payasadas que pueda estar diciendo en ese momento.

A veces hablo con tanta rapidez, que pareciera que no tiene sentido lo que digo, y es que mis pensamientos van más rápido que mi lengua. A veces me siento como paciente psiquiátrica en pleno ataque de verborrea. Cuando no puedo hablar de alguna cosa, como ocurre en este momento que quiero hablar sobre lo mucho que hablo, entonces escribo como lo hago ahora.

Anuncios